Si dejaras de existir

Si dejaras de existir

Se conocieron en un café de barrio, una mañana de otoño. Hacía tanto frío que ni las hojas ya muertas se movían. Todo parecía una escena detenida en el tiempo en donde ella le preguntó si quería pedir algo más y él no supo responder. Quería más de todo, pero no sabía por dónde empezar. Ella volvió a preguntar y entonces él dijo que otro café porque hacía frío. Ella sonrió apenas por ternura y el bajó la vista probablemente por la misma razón, aunque ella lo supo y el él no.

Los silencios del amor

Hacía unos meses había intentado escribir acerca del amor que sentí por alguien y todo intento resultó no ser ni la mitad de lo que yo sabía que sentía. Cuando los conocí a Tomi y Luli andaba leyendo a Castaneda y Don Juan le decía que había cosas que no estaban para describir, sino para vivirlas